Arquitectura de diseño futurista en Nueva York

La arquitecta súper estrella iraní Zaha Hadid es conocida por sus edificios futuristas desde China a Belgrado. Ahora, por primera vez, la ganadora del Premio Pritzker tiene como encargo proyectar un edificio en la ciudad de Nueva York.

El proyecto muestra un edificio de vidrio y acero de 11 pisos junto a la High Line, en el 520 West 28th Street en Chelsea: tendrá 37 residencias de lujo. Además de una terraza panorámica en la cubierta, una piscina cubierta con centro bienestar, espacios de entretenimiento y sala de juegos. Parece que el edificio se caracterizará por paredes curvas en el más puro estilo Hadid y contará  con unas vistas increíbles sobre el nuevo parque de Nueva York. El proyecto será realmente único en la arquitectura de la ciudad y abrirá el camino a nuevas construcciones urbanas futuras en el lado oeste de Manhattan.





Estos lujos apartamentos neoyorquinos llegarán hasta los 510 metros cuadrados de superficie. Estarán llenos de acabados de alta calidad, confort de lujo y techos de hasta 4 metros de altura. El exterior del complejo residencial tiene un diseño fluido a la vez que esculpido, reflejando perfectamente el estilo de Hadid: una integración de volúmenes que discurren uno tras otro para crear la sensibilidad general del edificio. Con un sistema que reinventa la experiencia espacial, cada vivienda tendrá una identidad propia, que ofrecerá muchas perspectivas y puntos de vista del barrio. La arquitectura de Zaha Hadid crea un juego entre la ciudad y el verde urbano, que se aprecia através de la fusión de espacios abiertos con el interior de las habitaciones gracias a las amplias terrazas y a las grandes vidrieras.

El edificio contará con un gran número de ascensores, permitiendo a los residentes trasladarse fácilmente por todo el edificio, mientras muchas de las suites individuales estarán caracterizadas por un acceso privado para mantener la privacidad.

Los propietarios accederán  a la urbanización por un atrio de acceso a doble altura que ofrecerá una preciosa vista del jardín exterior; entre los servicios el edificio habrá una piscina cubierta, un centro bienestar, zonas de entretenimiento y una generosa terraza panorámica.

Para crear este proyecto en Nueva York, Hadid ha participado en un concurso donde se ha batido con las firmas de arquitectura más famosas del mundo.