Las casas de famosos más exclusivas del mercado

Quién no querría vivir en una casa de ensueño, inmersa en el verde, dotada de todo el confort posible e imaginable: desde piscina climatizada a centro de bienestar con sauna y baño turco. En esta clasificación especial se muestran, según los más importantes expertos del sector, las villas de lujo más caras del mercado en manos de las estrellas.

El primer puesto de la lista se lo adjudica la vivienda de lujo de Céline Dion, cantante de fama internacional con más de 300 millones de discos vendidos en todo el mundo.

La villa de la cantante canadiense da directamente al Océano Atlántico. Se encuentra en Florida, en Isla Júpiter, y ha sido recientemente puesta en el mercado por la increíble cifra de 72,5 millones de dólares.

La propiedad se extiende sobre una superficie de más de dos hectáreas de terreno y, además del palacete principal, que mide poco menos de 950 metros cuadrados y que cuenta con un acceso privilegiado a la playa circundante, se compone también de cinco elegantes anexos para los huéspedes y de tres piscinas con vista panorámica al océano.

Valorada en 65 millones de dólares, la villa de Richard Gere, protagonista de la famosa película Pretty Woman, ocupa el segundo puesto de esta especial clasificación.

El inmueble, de más de 1.200 metros cuadrados, cuya construcción data del año 1902, se encuentra en los Hamptons y cuenta con 12 dormitorios amueblados con toda finura, otros tantos baños dotados del máximo confort así como de un maravilloso estanque ornamental privado.
La vivienda de Bob Hope, actor estadounidense, con sus 50 millones de dólares, se sitúa en el tercer lugar.





La Hope Residence, nombre de esta villa de lujo, se encuentra en Palm Springs (California), y se caracteriza por formas sinuosas y envolventes que sin duda la hacen única en su género. La propiedad dispone de seis dormitorios, diez baños, dos piscinas (una cubierta y una exterior) e incluso de un campo de tenis.

En cuarta posición encontramos el apartamento de Jon Bon Jovi en el exclusivo barrio del Soho, en Manhattan, valorado en 42 millones de dólares.

El loft, dispuesto en dos plantas, se extiende sobre una superficie de más de 700 metros cuadrados y cuenta con cinco dormitorios, cinco baños, un espacioso comedor y tres terrazas panorámicas desde las que es posible disfrutar de una espléndida vista de Manhattan.

Por último, encontramos la propiedad de Bob Weinstein, productor cinematográfico estadounidense, valorada en 32 millones de dólares.

La vivienda, que se encuentra en Greenwich, en el estado de Connecticut, se extiende sobre un terreno de más de tres hectáreas y es ideal para quien busca privacidad total en un lugar inmerso en la belleza de la naturaleza.