Audio Research GSi75. Excepcional amplificador integrado en homenaje al espíritu de Galileo Galilei

Convertida por méritos propios en toda una leyenda del audio, la firma estadounidense Audio Research lleva su búsqueda continua de la verdad sonora a nuevas cotas de excelencia con el que, sin duda, es el amplificador integrado más sofisticado que jamás haya formado parte de su catálogo.

Perteneciente a la joven y elitista Serie G –en homenaje al astrónomo y científico italiano Galileo Galilei– de la marca de Minnesota, el GSi75 establece un puente entre pasado y futuro a través de una combinación única de refinamiento tecnológico y estético.

Amplificador

Así, el GSi75 no sólo integra una sección de preamplificación y amplificación de potencia de referencia, sino también un bloque de conversión D/A de última generación para facilitar la escucha de archivos digitales de alta resolución y un elaborado amplificador de auriculares. Todo ello en el contexto de una calidad constructiva que roza la perfección, un diseño en el que conviven armoniosamente espíritu minimalista, funcionalidad y sofisticación y una gran facilidad de uso.





Amplificador

Permite alcanzar nuevas cotas de excelsitud sonora gracias a la incorporación de las innovadoras válvulas de potencia KT150 (dos por canal excitadas por dobles triodos 6H30), que le aportan, junto con un opulento y refinado bloque de alimentación, una flexibilidad sin precedentes a la hora de atacar cajas acústicas habitualmente “difíciles” para las electrónicas a válvulas, hasta el punto de que los muy conservadores 75 vatios continuos por canal que entrega le permiten superar a muchas etapas de potencia convencionales.

Amplificador

En lo que concierne a la sección digital, destacar la presencia de un reloj maestro de alta precisión (el nivel de “jitter” intrínseco es inferior a 10 picosegundos, un registro excepcional) con circuitos de sincronismo independientes para frecuencias de muestreo de 44’1/88’2/176’4 kHz por un lado y 48/96/192 kHz por otro, a lo que hay que añadir “chips” de última generación, una conectividad a la última (USB 2.0 HS incluida) y la compatibilidad con archivos DSD.