80 ANOS DE VERMUT

Por Ángel Marqués Ávila. Periodista.

La marca madrileña de vermut Zecchini es sinónimo de elaboración y crianza de este producto desde principios del siglo pasado, concretamente desde 1940. En aquellos años el Vermut era en Madrid una novedad recién llegada de Italia. Hoy estaba bebida sigue conquistando paladares, y sigue siendo un habitual a la hora del aperitivo, hasta el hecho de que se ha popularizado la frase de “Vamos a tomar un vermut” para indicar esta costumbre tan española, y es una verdadera tradición madrileña y que se ha hecho popular en casi toda España.

Sin lugar a dudas disfrutar de Madrid significa pasear por sus calles cargadas de historia, acompañando un buen aperitivo con el mejor Vermut.

TOQUE TRADICIONAL

Estos vermuteros llevan más de 80 años elaborando vermuts y otros vinos aromatizados. La historia de sus productos se remonta al año 1940, siendo en las Bodegas Cuesta donde nace por primera vez el famoso Vermut Zecchini. Su toque tradicional se ha ido manteniendo de una generación a otra, si bien es cierto que con el paso de los años han ido incorporando una dosis de innovación. De tal forma que se ha mejorado el control de las materias primas, así como en el proceso de elaboración con el fin de conseguir una calidad única y exclusiva.

Además de tener a gala ser el vermut más antiguo de Madrid, con una receta que deriva de una antigua tradición herborista y medicinal, con lo que mantiene esta tradición artesanal, pero agregando al mismo el desarrollo e innovación, y eso les hace ser poseedores de un producto de una calidad excepcional.

Esta empresa además de su carácter puramente familiar, también tiene un toque mágico, ya que su receta proviene de una antaña tradición herborista y medicinal, lo cual es un valor añadido a tener en cuenta. Por ello, tal y como nos cuentan Jorge Cuesta propietario de Zecchini, es muy importante seleccionar cuidadosamente las materias primas.

Entre su amplia variedad de productos, podemos encontrar: vermut rojo, vermut blanco, vermut edición limitada, vermut botella especial, Zecchini Nero, Zecchini Bianco, sifón vermut, gelée de vermut y vermut de grifo. Siendo éste último su producto estrella, siendo un vermut servido con el mismo cariño con el que elaboran esta inigualable bebida.

Una receta que nos propone el dueño es probar en casa es preparar  unas  costillas de cerdo a la reducción del vermut zecchini rojo para así darle un característico sabor a este riquísimo plato.

Hay que tener en cuenta que no sólo el sabor del vermut es uno de los puntos fuertes de esta empresa familiar, la calidad y el trato cercano a sus clientes es lo que les hace sumamente especial. Y es que ellos, no sólo ofrecen sus productos a los amantes de los vinos, sino que su público también se centra en la hostelería, la restauración así como particulares.

Además de ello, Zecchini sigue trabajando en su presencia de marca y es por ello que sus productos están presentes en una amplia variedad de establecimientos, así como ferias nacionales e internacionales, ya que este producto no podía faltar a una a las grandes citas de bebidas y productos gourmets

Si bien es cierto que sus productos pasan fronteras más allá de España, Zecchini tiene sus objetivos claros y es que su sueño es seguir elaborando vermut otros 75 años más para que las próximas generaciones puedan continuar saboreando la tradición madrileña.

MADRID ES VERMUT

Si hablamos de vermut hablamos de hierbas aromáticas maceradas en vino blanco y otros ingredientes que forman parte de las recetas secretas de cada elaborador. En Madrid se elabora vermut de grifo y en botella, macerado y envejecido como los buenos vinos, siguiendo la tradición más artesanal.

Pero si hablamos de vermut sobre todo hablamos de tradición artesanal en una mezcla hidroalcohólica que además puede incluir especias y flores, que dan como resultado toda una gama de aromas y sabores tanto dulces como amargos. El vermut nació como bebida medicinal al macerar el vino en ajenjo y cuentan que Hipócrates lo recomendaba para abrir el apetito. Su nombre viene de la palabra alemana wermut, que no significa otra cosa que ajenjo.

El vermut es el aperitivo mediterráneo por excelencia y una de las bebidas preferidas de algunos personajes famosos como James Bond. Cuentan que Cary Grant se bebía un coctel de vermut bien frío antes de actuar, que no era otro que un Dry Martini. Salvador Dalí encontraba inspiración tras algunos vermuts y el mismísimo Hemingway tenía entre sus cocteles preferidos el Panaché elaborado con una mezcla de rojo dulce y blanco seco.

El Vermut Zecchini es el más antiguo de Madrid, elaborado con una receta derivada de una antigua tradición herborística y medicinal. Jorge Cuesta, Director y propietario nos cuenta sus elaboraciones de Vermut Rojo con vino y su receta secreta de hierbas aromáticas; Blanco con vainilla, vino blanco, hierbas y vainilla; Nero, caoba intenso con naranja amarga y notas de hierba, canela y caramelo; Bianco, notas florales de artemisa, vainilla y clavo. Otro producto hecho con vermut es el Gelée de vermut rojo que se elabora con agar agar que sirve de aderezo para ensaladas, pastas, carnes…

El barman Juan Carlos Manzano prepara los mejores combinados con el vermut como ingrediente principal: el Clásico Vermut rojo, la Media Combinación, un delicioso Manhattan o los clásicos Old Fashion y Dry Martini.

Pero el vermut también se puede utilizar en cocina en la elaboración de salsas para carnes o pescados, además de maridar estupendamente con productos de la huerta.

VERMUT PREMIADO

Esta calidad ha sido reconocida con diversos galardones nacionales e internacionales, como por ejemplo el Sello de Calidad Gastro Quality Taste Vermut Zecchini Rojo Formula Tradicional, o el Certificado reconocido por AENOR. También hay que destacar el sello de Calidad otorgado por el International Taste Institute Of Brussels al Vermut Zecchini Rojo Fórmula Original.





 

VERMUT ROJO

Este se elabora con la fórmula tradicional, se mezcla una base de vino blanco con una selección de hierbas aromáticas, como la Artemisa, clavo. Esta combinación y maceración de hierbas es lo que le proporciona su característico sabor.

Es fresco, agradable y armónico. El sabor persiste después de la cata, es grato y equilibrado. Servir muy frío, con hielo y una rodaja de naranja.

EDICIÓN LIMITADA.

Estamos ante la joya de la casa Zecchini ya que tras macerar unos meses el vermut Rojo y reposado posteriormente en botella nace el Vermut edición limitada.

Considerado un gran vermut y merecedor de premios en grandes catas de vermut. Al hacer la cata he notado que se trata de un vermut equilibrado, aromatizado, balsámico.

FÓRMULA ORIGINAL

Vermut rojo, elaborado a partir de los mejores vinos y mezcla de hierbas aromáticas, le proporciona un aroma persistente.

A simple vista de distingue un color caoba oscuro, intenso y brillante. En nariz es aromático, con elegantes toques especiados y balsámicos. Y en boca
se detecta un cuerpo intenso y de paso fácil, muy agradable de entrada y final largo y un amargor que equilibra los botánicos herbáceos y especiados. Muy equilibrado. Graduación: 15º.

ROJO BOTELLA MADRID.

Además de su contenido  fresco, agradable, armónico,  esta preciosa botella conmemorativa de Madrid, transmite un sabor persistente  después de la cata, es grato y equilibrado.

El vermut rojo que contiene en su interior, es una mezcla una base de vino blanco con una selección de hierbas aromáticas, como la Artemisa, clavo. Esta combinación y maceración de hierbas es lo que le proporciona su característico sabor.

BIANCO.

Se trata de un vermut de color dorado, y aroma a fruta confitada, especias dulces, hierbas secas, en nariz y redondo, dulce, buena acidez, especiado, fino amargo, en boca.

NERO.

Vermut de un color caoba, con aromas de hierbas secas, balsámico, especias dulces, tostado. Y que en boca es sabroso, con toque fino de amargor y equilibrado en todas sus intensidades.

Me dice Jorge Cuesta que sus vermuts están elaborados a partir de los mejores vinos y mezcla de hierbas y plantas aromáticas, le proporciona un aroma persistente. Y nos comenta que todos sus vermuts ahí que servirlos muy fríos, con hielo y una rodaja de naranja.

La nobleza de sus ingredientes y sus trabajados procesos de elaboración y crianza, hacen del Vermut Zecchini una bebida perfecta para dejar volar la imaginación y preparar los cócteles más originales. ¡En breve encontrarás aquí una lista con recetas que te permitirán dominar este singular arte… y sobre todo compartirlo!