ANTONIO SIMÓN, MIELES ECOLÓGICAS CIEN POR CIEN

Por Ángel Marques Ávila

Miel Antonio Simón es una empresa familiar de cinco generaciones de apicultores de Guadalajara (Alcarria, 1897) y Madrid. Antonio Simón y Rubén Mancilla, continúan con la tradición heredada. Recolectan, envasan y distribuyen la miel ellos mismos.

ALTA CALIDAD

El proceso de elaboración de la miel, nos dice este apicultor artesano “es simple y escrupuloso”, ya que recogemos la miel de las colmenas, la dejamos madurar y filtrar. Las abejas no son alimentadas ni tratadas artificialmente y la miel nunca se pasteuriza y no contiene ningún aditivo. El envasado del producto siempre se realiza dentro de rigurosas medidas de salubridad “Siempre seguimos el proceso tradicional”.

Esta miel es un fiel ejemplo de desarrollo sostenido. Pues fue una de las primeras empresas en Madrid en obtener de la denominación de calidad y garantía ecológica, esta denominación es un símbolo otorgado por el Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad de Madrid solo a aquellos productos que cumplen la normativa ecológica europea. Las colmenas de Antonio Simón se ubican exclusivamente en zonas de interés ecológico, donde no existen elementos contaminantes.




Las colmenas de este apicultor se ubican exclusivamente en zonas de interés ecológico, donde no existen elementos contaminantes. Y nos apunta que “la producción ecológica es algo más que un negocio, es una filosofía. Tiene, con respecto a la convencional, un precio de venta un 25% más cara, pero esto no llega a compensar la menor producción. En nuestro caso, mi padre, cuando no lo hacía nadie, ya se negaba a usar los productos químicos habituales en la apicultura convencional”. Antonio Simón comercializa 13 tipos de mieles, además de polen tanto deshidratado, como fresco, Jalea real y propoleo. Distribuyen principalmente en Madrid, pero llegan también al resto de la Península y tienen incluso un distribuidor en el Reino Unido. Simón afirma que”hemos llegado a un punto en el que vamos creciendo por inercia, servimos a quien nos pide miel y acepta nuestras condiciones, porque la única publicidad que hacemos es la asistencia a ferias”.

Nos avanza, este amante de las abejas que los orígenes de la empresa apícola de Cobeña que lleva su nombre se sitúan “en 1998, año en el que comenzamos nuestra andadura ecológica. Anteriormente yo trabajaba de forma semiprofesional, ya que la actividad apícola se mantenía desde mi bisabuelo”.

Actualmente ya está trabajando en el proyecto la quinta generación, con Daniel Simón, hijo de Antonio, y Rubén Mancilla, yerno del actual propietario. Nos atestigua Antonio que “Cobeña no tenía tradición apícola hasta que llegamos nosotros. Hace años había un cura que tenia colmenas, y nosotros solo tenemos unas pocas que nos permiten dar los cursos de apicultura. No se pueden tener más colmenares en ecológico, al no poderse respetar las distancias de seguridad. Aunque trabajamos principalmente en Madrid, hacemos apicultura de trashumancia y salimos a otras provincias de España e incluso a Portugal”.

Antonio Simón, también imparte periódicamente cursos de técnicas apícolas que preparan a futuros apicultores para conocer y desarrollar labores avanzadas en el ámbito de la Apicultura Ecológica. Estos cursos son impartidos por este apicultor y Rubén Mancilla en colmenares ecológicos de la Comunidad de Madrid.

También organizan visitas guiadas de acercamiento a la apicultura ecológica.