GRANXA PEGULLAL : PRODUCTOS DE GRAN CALIDAD.

Por Ángel Marqués de Avila. Periodista.

En una zona de Galicia, concretamente en Salceda de Caselas en la provincia de Pontevedra se alza el PAZO PEGULLAL, que fue construido en el siglo XVIII, rodeado por una  monumental muralla que envuelve la finca y que está presidido por un majestuoso portalón de acceso coronado con el escudo de armas de las familias Correa, Mendoza, Quirós, Sarmiento y Sotomayor.

Además este lujo de la arquitectura gallega de esta época, cuenta con una doble escalinata de acceso que acaba en una solana de balaustradas.
Cabe destacar el interior la finca, que comprende una capilla doblemente blasonada, un singular hórreo de casi catorce metros de longitud, además de espectaculares, jardines, y fuentes que hacen de este reciento un monumento digno de visitar .

Así como también merecen un recorrido las tierras que rodean a este Pazo Pegullal, donde se cultivan los tres productos de gran calidad  que hacen de este terruño un sitio muy especial.

Los viñedos se encuentran bajo la denominación de origen Rías Baixas, una de las zonas vinícolas más lluviosas y húmedas de España.

Este clima atlántico, junto con las peculiaridades de su uva y su cuidada elaboración proporcionan a este albariño que procesa esta  bodega  un sabor característico que te seduce y envuelve como si de red se tratase .

Tanto los viñedos como las explotaciones de kiwi y olivares siguen las normas que establece la Producción Integrada, un sistema de producción agraria que integra los recursos y los mecanismos de producción natural en las actividades de las explotaciones agrarias, introduciendo tecnologías respetuosas con el medio.

UN VINO CON CATEGORIA

Se trata de un albariño bajo el manto de la  D.O. Rías Baixas, elaborado con uva cien por cien de esta variedad, con un 12,5º de alcohol.





A simple vista destaca su atractivo color amarillo pajizo con tonos dorados.
Su fragancia llena de armonía y con un  toque sutil de flores blancas y puntos amielados.
La entrada en boca es suave. Su sabor da un carácter amplio de la elegancia de su uva. Sabroso y fresco, a la vez que complejo.
Ofrece un maridaje armonioso con pescados, mariscos, aperitivos, arroces, pastas y carnes blancas.

Este Albariño sorprende por su sabor elegante y fresco a la vez que complejo.

UN ACEITE PARA INFLEXIBLES

El aceite que se elabora en este Pazo es un “coupage de aceituna Picual, Arbequina o Arbequina Premium. Tres variedades para amantes del aceite con carácter.

Este aceite gallego desprende un aroma que delata un sutil recuerdo a hierbas frescas que rápidamente da paso a sensaciones muy claras de frutas maduras. Con predominio de recuerdo a plátano acompañado por pera, manzana y albaricoque. Dejando paso a continuación a notas florales de manzanilla, tomillo junto con otras más dulces y suaves que recuerdan a flor cortada.

En boca se muestra dulce, suave y muy agradable, con sensaciones claras envolventes a frutas maduras, hierbas ligeras por un instante y final claro de frutos secos como avellana y almendra. Al final picante muy ligero que manifiesta frescura y equilibrio. Con un rendimiento del: 10% (10 kg/l).

KIWIS CON SABOR

Los kiwis que se cultivan en esta finca son de la variedad Hayward o también llamada Actinidia Deliciosa, la variedad más cultivada y comercializada del mundo. Esta variedad es originaria de Nueva Zelanda, es de tamaño grande y su sabor es fresco y exquisito. Es gran complemento para postres, aperitivos, cócteles, ensaladas, salsas y guarniciones.

Además es una fuente inagotable de nutrición. Una porción de kiwi tiene todo el potasio de un plátano, la vitamina C de dos naranjas y tanta fibra como muchos cereales de grano entero

Cuando pruebas estos Kiwis no querrás otros porque te recordarán al auténtico sabor de la fruta.