Cronógrafo Clifton 43 mm: El poder del equilibrio

El cronógrafo automático Clifton, auténtico concentrado de potencia y diseño urbano, despliega su potencial a través, de su formidable capacidad para expresar el carácter de su propietario, gracias a un diseño tanto sobrio como dinámico.

A lo largo de toda su historia por el deseo de alcanzar la perfección, la marca Baume & Mercier, fundada en 1830, se ha forjado una imagen cuyo nombre evoca una elegancia atemporal compuesta por equilibrio y discreción. Hoy, la séptima Maison d’Horlogerie más antigua del mundo cuyo lema es «Aceptar sólo la perfección, fabricar sólo relojes de la más alta calidad», crea un cronógrafo automático con una estética y unos acabados de alta gama inspirados en las piezas de colección de su museo.

Un cronógrafo inspirado por la historia

A primera vista, el cronógrafo Clifton se revela a los aficionados más entendidos como una pieza inspirada en el pasado y, más concretamente, en los «dorados años 50», este periodo considerado por los historiadores de la relojería como la edad de oro de los relojes de pulsera.

Alojado en una sobria y robusta caja de acero de 43 mm de diámetro, el cronógrafo Clifton apuesta por los valores seguros. Por esta razón, igual que las demás piezas de esta colección apreciada por su equilibrio, lleva en su interior un movimiento mecánico con cuerda automática de fabricación suiza, famoso por su fiabilidad, su resistencia y su precisión (el Calibre ETA 7750). Este calibre, acabado conforme a los más exigentes estándares de la relojería suiza, puede verse a través del fondo transparente de cristal de zafiro.

Indica la hora y los minutos, y una ventanilla de doble calendario situada a las 3 horas, que indica el día y la fecha. Una simple presión sobre los pulsadores permite ver la información relativa a los tiempos cronometrados gracias al segundero central y a unos contadores que indican el tiempo transcurrido.

Este cronógrafo, de líneas refinadas y masculinas, marca un nuevo hito en la colección de la Maison Baume & Mercier y está disponible en tres versiones, ofreciendo de esta manera a los amantes de la relojería una variedad de modelos que mejor se adapta a su personalidad.




Cronógrafo Clifton MOA10123

Con sus proporciones perfectas gracias a unas medidas cuidadosamente estudiadas, este modelo de acero de 43 mm de diámetro y con un diseño marcadamente urbano, inspirado en los «dorados años 50», satisfará las exigencias de los entusiastas de la relojería que buscan un reloj preciso cuya complicación integrada permite medir acontecimientos cortos, tanto en su vida profesional como en sus momentos de ocio. Este cronógrafo posee agujas azuladas sobre una esfera plateada con acabado satinado soleil y está equipado con un calibre automático robusto y resistente, acompañado de una correa de piel de aligátor con escamas cuadradas de gran tamaño y rematado con un triple cierre desplegable y pulsadores de seguridad. Elegante y urbano, podrá satisfacer las expectativas de aquellos que buscan un reloj capaz de responder a todas sus exigencias…

Cronógrafo Clifton MOA10129

Sin lugar a dudas, este cronógrafo conserva su carácter tradicional haciendo gala de una esfera plateada con acabado satinado soleil sobre la que destacan las agujas doradas junto a unos números de la misma tonalidad. Este efecto se ve acentuado por la presencia de una correa marrón de piel de cocodrilo con escamas cuadradas de gran tamaño, con triple cierre desplegable y pulsadores de seguridad. Este instrumento de acero de 43 mm de diámetro, de espíritu un poco más «vintage», está equipado con un calibre automático célebre por su robustez que seducirá a los aficionados que buscan un reloj preciso e imperturbable.

Cronógrafo Clifton MOA10130


Con su correa de acero de 43 mm y con un diseño libremente inspirado en un modelo de los años 50, este cronógrafo apuesta por un sutil aire sport gracias a su brazalete flexible elaborado con finos eslabones de acero. Es un modelo que responderá a las expectativas de los urbanitas que prefieren relojes viriles o que trabajan en regiones del mundo donde la higrometría justifica su presencia. Este eficiente instrumento, hermético hasta 5 atmósferas, está dotado de un calibre de cronógrafo mecánico con cuerda automática de fabricación suiza (ETA 7750) famoso por su resistencia. Los adeptos de la Maison podrán apreciar, sobre la esfera, una ventanilla a las tres horas que permite ver simultáneamente el día y la fecha.