ASTON MARTIN DB11 V8 ( Una obra de arte)

El equipo de pruebas de Mundo de lujos ha contado esta vez con el nuevo Aston Martin DB11, gracias a la cortesía de la marca británica.

Nos dispusimos a realizar la prueba por las carreteras de Gerona, disfrutando al máximo de sus parajes y playas.

Este DB11 dispone de un motor de 8 cilindros, proporcionado por Mercedes Benz AMG, pero modificado por Aston Martin para este DB11 que proporciona una potencia de 510 CV y que acelera de 0 a 100 km/h en 4 segundos que nos dejan pegados al asiento mientras nos aparece una sonrisa de pura felicidad en la cara.

Como los grandes deportivos de su categoría, también llega a los 300 km/h con facilidad. Estamos ante un coche con un diseño muy cuidado, con acabados a mano y mas ligero que su otra versión con motor de 12 cilindros, puesto que con el motor de 8 cilindros se ha reducido el peso en unos 115 kilos. Esto nos proporciona una ligera y agradecida agilidad a la hora de conducirlo; solo hemos de fijar la vista en el punto donde queremos que vaya el coche, curva tras curva, revirando e hincando el pie en su acelerador…todo un lujo.





Exteriormente nos sorprende, y gusta, su aerodinámica montada en forma de C sobre el chasis, que la marca ha decidido denominar como Aero Blade. Este sistema funciona filtrando el aire que entra por delante y expulsándolo por el espoiler trasero, consiguiendo estabilizar el flujo de aire a altas velocidades, proporcionando así mayor estabilidad y seguridad a la hora de conducirlo. Notamos la efectividad del Aero Blade cuando realizamos una conducción mas deportiva, centrándonos únicamente en disfrutar de la conducción por la carretera, trazando las curvas y acelerando con un tiempo de frenado muy logrado.

La verdad es que este Aston Martin es una obra de arte en cuanto a diseño. Contemplar su belleza es casi una obligación; sus llantas de 20 pulgadas, sus dos extractores de aire en el capo, faros delanteros oscurecidos y faros traseros de diseño en forma de C hacen girar la cabeza a muchos a su paso.

Interiormente nos sorprendió muy positivamente sus acabados con materiales nobles, así como su tapicería de piel color azul liloso combinada a la perfección con el blanco impoluto exterior.

Podríamos decir que belleza, confort y deportividad definen a este Aston Martin, con el que no pararíamos de hacer kilómetros día tras día.

Javier Lorite