Mc Laren 570 S: ¡ diversión asegurada !

Por Francisco Javier Lorite

Gracias a Mc Laren Barcelona, nos disponemos esta vez a examinar al Mc Laren 570 S, una de las opciones mas accesibles de la marca británica Mc Laren. Y decimos accesibles por su precio, no por sus prestaciones ya que en nada tiene que envidiar al resto de su familia.

Se trata de un deportivo con un motor muy bien trabajado, hablamos de un V8 de 3.8 litros que rinde una potencia de, como su nombre nos indica, 570 Caballos y 600 Nm de par; y toda esta potencia para un coche que pesa tan solo 1.359 Kg; esto nos indica algo: ¡ diversión asegurada !

Es capaz de alcanzar una velocidad punta de 328 Km/h, y ponerse de 0 a 100 Km/h en tan solo 3´2 segundos; todo ello gracias a su motor de propulsión trasera y poco peso puesto que lleva muchas piezas en aluminio y carbono, reduciendo así considerablemente su peso. Gran parte de su ligereza es gracias a su chasis de fibra de carbono denominada MonoCell II que solo pesa 80 Kg.




Nuestra demo cuenta con unas llantas de 19 pulgadas delante con neumáticos 225/35 y de 20 pulgadas detrás con gomas 285/35, y unos frenos con discos carbono cerámicos de 394 milímetros delante y 380 mm detrás, todos ellos con pinzas de aluminio con seis pistones delante y cuatro detrás; sin olvidar la dirección asistida electro hidráulica.

Se utiliza una transmisión automática SGG de 7 velocidades que lo hace un poco mas “utilitario” para el día a día en su modo de conducción normal (en modo sport cambia la cosa). Al disponer de 7 marchas nos permite realizar (en modo normal) una conducción mas tranquila. También lleva unos amortiguadores adaptativos pensados para el día a día, que pueden cambiar su configuración en el modo sport o track. Afirmo que el coche cambia radicalmente sus prestaciones a la hora de pulsar su botón “Active” y girar la ruleta al modo sport o track.

Centrándonos en su diseño, es un coche muy llamativo y atractivo; una de las cosas que mas llama la atención, aparte de su color amarillo, son sus puertas con apertura de tijera; realmente un espectáculo cada vez que se abrimos una puerta. En esta versión de prueba, piel en los asientos y muchos detalles de carbono es lo que nos encontramos en su interior; Contamos también con el techo capaz de descapotarse para disfrutar así de la conducción a cielo abierto, mientras escuchamos su motor V8 celestial durante la conducción.

Si llueve, no hay problema: capotamos y disfrutamos de un sonido, no menos celestial, gracias a sus altavoces Bowers & Wilkins donde podemos escuchar nuestra música favorita a una calidad altísima.

Me considero un privilegiado por haber conducido semejante joya, y ya estoy deseando poner a prueba el próximo: nada mas y nada menos que el Mc Laren 570 GT, todo ello gracias a nuestros amigos de Mc Laren Barcelona.